Raúl Ricardo Alfonsín, un gigante de la democracia.

abril 2, 2009

raul-alfonsin1

El vicepresidente Julio César Cleto Cobos, al comenzar el discurso, señaló lo paradójico de que la historia lo pusiera nuevamente “en un momento más trascendente: honrar a un hombre, homenajear a un gigante de la democracia. Al presidente de todos, a Raúl Alfonsín”.

“Si bien lo tengo que hacer con palabras, creo que el mayor homenaje lo ha realizado ya el pueblo argentino, con muestras de dolor, de reconocimiento y algunos jóvenes, de curiosidad también, que se acercaban ayer para ver quién era este hombre que había saturado las radios, los diarios, los canales. Quién era Raúl Alfonsín”.

“Muestras de afecto y dolor que aún perduran en las caras de sus familiares, en el llanto de sus nietos y bisnietos”.

“No quiero cometer el error de omitir, en esta gran responsabilidad que tengo y esta oportunidad histórica, alguna palabra, algún sentimiento, y quizás la emoción, los nervios, la escasa memoria, impidan que pueda trasladar a ustedes, por eso quiero leerle al doctor Alfonsín algo que escribí en horas de desvelo, con razón, con sentimiento, pero también con corazón”.

El vicepresidente de la Nación Julio Cobos leyó a continuación la siguiente carta:

“Querido presidente; presidente de la democracia, estas palabras no son una despedida para usted; está y estará con nosotros a pesar de su ausencia”.“Está y estará con nosotros, porque su vida forma parte de nuestra historia, pero también del presente y del futuro. Su legado en pos de la democracia, la libertad, la igualdad y la justicia, acompañará futuras generaciones.“Su vida estuvo signada por la vocación y la pasión, y por ende el amor; vocación y pasión por la política, a la que dedicó toda su vida, a costa del renunciamiento a una vida privada en su tranquila Chascomús, porque entendía a la política como la herramienta más valiosa para construir una sociedad más justa e igualitaria”.“Vocación y pasión por el compromiso y la defensa de las convicciones, y la construcción de un espacio político que superara viejas antinomias. Vocación y pasión por la democracia, en la defensa de las instituciones republicanas, en la construcción de consensos, en el respeto a las minorías y aún en aquellas decisiones que entiendo lo llenaron de impotencia, pero fueron necesarias a los intereses de la República”.“Vocación y pasión por la democracia que trasciende fronteras. Al apoyar, como se ha dicho acá, los procesos democráticos de países vecinos. Ex presidentes y presidentes latinoamericanos, ayer y hoy han expresado este reconocimiento”.

“Vocación y pasión por la paz, porque usted no hubiera permitido derramamiento de sangre en las islas Malvinas; porque en su gobierno se superó un conflicto con la república hermana de Chile, que hoy también ha expresado su duelo”.

“Conflicto que se superó como lo resuelve la democracia: sin armas, con diplomacia y en paz”.

“Hoy, casualidad del destino, 2 de abril, se que estaría de acuerdo en hacer un reconocimiento y merecido homenaje a los soldados de Malvinas y también a un hombre como Juan Pablo II, que hoy, casualidad del destino, se cumple un aniversario de su muerte”.

“Vocación y pasión por la integración regional. Así en su gobierno se dio impulso al Mercosur y se fortalecieron los vínculos de la región; vocación por la Justicia, el juicio a las Juntas, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, y la defensa democrática contra los levantamientos insurgentes, me eximen de todo comentario”.

“Vocación y pasión por el país, su gente y la defensa de los derechos humanos, la igualdad y la justicia social. Como dijo muchas veces, la libertad y la igualdad son esenciales en la democracia”.

“Si uno tuviera que nombrar una virtud que caracterizó su vida, si bien fueron muchas, su obra y su lucha, a mi entender diríamos que fue la abnegación, el renunciamiento a intereses personales en pos de lo público, el renunciamiento en pos de consensos, el renunciamiento por ideales que trascienden méritos y honores”.

“Ciudadano Alfonsín, nuestro presidente; querido Raúl; Alfonsín/Alfonsín, como gritan tus jóvenes, te decimos hasta siempre, porque sabemos que nos encontraremos cuando la República lo necesite. Porque esa vocación y esa pasión te hicieron, además del padre de la democracia, maestro de ciudadanos. Descanse en paz”.

Anuncios

“HEMOS PERDIDO HOY A UN GRAN HOMBRE DE BIEN”

abril 1, 2009

El vicepresidente de la Nación Julio Cobos, expresó su profundo dolor por el fallecimiento del Doctor Raúl Alfonsin.

“Hemos perdido hoy a un gran hombre de bien. Se ha marchado en paz el gran defensor de los valores democráticos, de las instituciones y del pueblo argentino. La historia nacional recibe con honores al garante de la democracia”

“Raúl Alfonsín nos ha dejado un legado: el respeto por la democracia, los derechos y los valores morales, será nuestro deber honrar sus acciones, poniendo en práctica día a día su valiosa enseñanza.”

El ex presidente será velado en el Salón Azul del palacio del Congreso Nacional a partir de las 10. Como es costumbre en estas ocasiones especiales, se montará un dispositivo para permitir que quienes así quieran puedan presentarle sus respetos y darle el último adiós al primer jefe  Estado de la recuperación de la democracia.